martes, 3 de mayo de 2016

Características de los triunfadores

Existen personas que se han destacado a lo largo de la historia de la humanidad por las grandes proezas que han logrado. Los campos en que se han destacado abarcan todos los tipos de actividad humana: los negocios, la política, el arte, la ciencia, la religión, etc. Haciendo un estudio de las biografías de estas personas cuyas obras los han hecho famosos en todo el mundo, podemos extraer un conjunto de cualidades que se repiten en todas ellas en mayor o menor cantidad.

Probablemente (casi con seguridad) ni tú ni yo vamos a integrar ese selecto grupo de personalidades que han logrado con sus hechos alcanzar la inmortalidad. Sin embargo, resulta interesante analizar qué han tenido en común todas estas personas, y hasta puede resultarnos de utilidad para lograr los objetivos que nos propongamos en nuestras vidas. Teniendo en cuenta las diferencias de escala, todos podemos tratar de imitar en su justa medida a aquellos que han sabido descollar por los logros que obtuvieron.

Las personas que se han destacado por su grandeza, aquellos a que nos referimos anteponiendo el adjetivo "gran": un gran político, una gran artista, etc., siempre han puesto "pasión" en lo que han hecho. No se alcanza la grandeza sin la pasión por ser y hacer algo grande.

Todos han demostrado tener "fe" en lo que eran y en lo que podían llegar a ser. Una fe inquebrantable en el propio valor y en el propio destino ha sido una de sus características. Recuerda que para que algo te sea posible tienes que comenzar por estar convencido de que lo es.

Todos han sabido comprender el valor de la "estrategia". Ellos han sabido manejar sus recursos, no los han desconocido ni los han despilfarrado. No basta con tener la disponibilidad de algo; hay que saber como utilizarlo de manera que dé el mayor rendimiento posible.

Han manifestado tener "claridad de valores". Para mantener una constancia en la acción es muy importante tener en claro qué es lo importante para uno, qué es lo que vale la pena. Los valores son sistemas de creencias que nos permiten juzgar lo que está bien o mal.

En todos ellos ha estado presente la "energía". Por más de que toda obra comience como un pensamiento, se necesita una acción física para llevarla a cabo. Estas personas se han destacado por su vitalidad física y no por su molicie. No se llega al éxito caminando a paso moderado.

Han tenido capacidad para establecer relaciones personales, a lo cual se denomina "poder de adhesión". No se puede considerar un éxito completo, el de una persona solitaria. El verdadero triunfador sabe aunar otras voluntades a la suya y hacer que el triunfo sea de muchos.

Como complemento y sustento de todo esto, han demostrado tener "capacidad de comunicación" consigo mismos y con los demás. La comunicación adecuada consigo mismo es fundamental para persistir en la acción, y la comunicación con las otras personas permite lograr el apoyo de las mismas para nuestros fines.

En resumen, el estudio de las vidas célebres demuestra que el éxito se consigue sabiendo lo que se quiere y estando dispuesto a pagar el precio que ello demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario