martes, 3 de mayo de 2016

¿Qué es lo que quieres?

Todo estudio científico trata de hallar generalizaciones. Las leyes científicas son generalizaciones de los hechos observados en la naturaleza, que nos dicen cómo se comporta la naturaleza en términos generales. Cuando decimos que todo cuerpo no sujeto cae por acción de la gravedad, no nos estamos refiriendo a éste o a aquel cuerpo sino que hablamos de todos los cuerpos en general.

Para tratar de hallar procedimientos que sean de utilidad para todas las personas en general, tenemos que comenzar por estudiar qué es lo que quieren las personas en general. Lo que la mayoría de las personas ansía es el cambio, ya sea de su estado de ánimo o de su conducta. Las personas quieren estar felices y no tristes, quieren poder hacer algo o poder dejar de hacer algo. Si te observas a ti mismo, verás que en la mayoría de los casos lo que anhelas se puede encasillar en algunas de estas opciones.

Cuando las personas dicen que lo quieren es dinero o amor, lo que en realidad quieren es la felicidad que piensan que les proporcionará el amor o las cosas que puedan comprar con el dinero. Quieren cambiar su estado de ánimo por otro más feliz. Cuando alguien dice que le gustaría ser menos tímido, lo que está queriendo es cambiar un tipo de conducta. Quiere dejar de tener una conducta tímida y pasar a tener otra más desenvuelta.

La manera de lograr estos cambios es a través de la acción. Cualquier resultado es siempre producto de una o más acciones, y estos cambios de los que estamos hablando no son la excepción. Para cambiar algo tienes que hacer algo. La clave entonces para conseguir los cambios que deseas es averiguar cuáles son las acciones necesarias y llevarlas a cabo.

Si todo esto te parece muy abstracto, no lo es en absoluto. Supongamos que tú vives en el centro de una ciudad y quieres ir a visitar a un amigo que vive en un barrio de los aledaños. Lo que quieres es realizar el siguiente cambio: pasar de "yo en el centro" a "yo en el barrio". ¿Cómo lo consigues? A través de una acción: tomar un transporte. Lógicamente, primero tienes que averiguar cuál es el transporte que te puede llevar adonde quieres. Sino, ¡puedes terminar en el otro extremo de la ciudad!

Para averiguar cuáles son las acciones que te permitirán conseguir lo que quieres, lo que tienes que hacer es observar a aquellas personas que tienen lo que tú deseas. Si tu ambición es ser feliz, tienes que observar a las personas que conozcas que sean consistentemente felices. La palabra "consistentemente" se emplea aquí porque la felicidad es, hablando propiamente, un estado de ánimo y como tal es transitorio. No hay persona que sea feliz el cien por cien del tiempo, pero sí hay personas que son felices la mayor parte del tiempo.

Si no conoces a una persona que tenga lo que tú quieres, tienes que tratar de hacerlo. No sirve para estos casos guiarse por lo que puedas ver en el cine, en una revista, o en la televisión. Tienes que ampliar el círculo de tus relaciones hasta incluir a la persona indicada, con la que debes poder tener frecuente contacto para poder observarla en la mayor cantidad de situaciones posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario